jueves, 2 de junio de 2011

Mundial de futbol de 1978

La manipulación de la pasión (por el futbol)


La decisión de realizar el Mundial del año 1978 en Argentina fue tomada durante el gobierno peronista (1973-1976). Los militares, después del golpe, heredaron esta decisión pero se sentían incómodos con ella.

Si bien en 1977, el gobierno de Videla declaró el fin de la lucha con la subversión, sus problemas no habían terminado. Miles de exiliados y organismos de derechos humanos internacionales estaban desarrollando lo que se llamó la campaña “antiargentina”. A medida que la fecha del campeonato se iba aproximando, las críticas y denuncias acerca de las violaciones a los derechos humanos fueron creciendo. Para más, la política económica del Ministro Martínez de Hoz no lograba reducir la inflación generando cierto malestar

En esta situación, el Mundial sería la vidriera del país, podía ser un desastre si la imagen interna y externa durante el campeonato no coincidía con la imagen de la Argentina que los militares querían proyectar.

Para evitar cualquier desastre, la propaganda oficial convocó al público a “jugar de argentinos”. En este sentido los militares no fueron defraudados: "la euforia no se mantuvo dentro de los límites deportivos sino que rápidamente desbordó hacia un triunfalismo nacionalista, en un crescendum con final a toda orquesta. Se vieron banderitas argentinas como nunca antes en las canchas y en las calles". (Palermo y Novaro. La Dictadura militar. P. 162)

Para leer: http://www.todoslosmundiales.com.ar/mundiales/1978argentina/1978.htm

6 comentarios:

Leila furer dijo...

El mundial del 78 fue una gran excusa utilizada para bien de los militares para tapar el golpe de Estado que estaba surgiendo.
Esto tambien es producto de nuestra propia ignorancia dejarnos llevar por un partido de futbol, y no ver que se estaban violando nuestros derechos humanos, ya que mucha gente habia denunciado por alguna desaparicion.
Argentina hizo ojos ciegos a todo lo que pasaba, por un partido que fue arreglado para que ganaramos, asi la gente esta distraida y contenta sin darse cuenta de las injurias que se estaban cometiendo.

Marta Acosta dijo...

Leila
el golpe ya tenía dos años, averigua que es lo que tapaban los militares a esa altura. Un abrazo.

D'Agostino Demián dijo...

Yo creo que el mundial que se realizo en el 78 fue para "tapar" de alguna manera lo que estaba pasando en el país por el simple hecho de que ganaramos la copa, festejaramos en el obelisco, en la plaza de mayo y sea esa la notica mas hablada en el país y en el resto del mundo. El gobierno defacto de esa época quería mostrar un país que aceptaba la gente de otros lugares, y queria que los demás países no hablen de las violaciones de los derechos humanos que se hacian en el país. Mientras el mundial sucedia mucha gente deseaba seguir viviendo o sobrevivir de lo que estaban haciendo los militares.

Alex dijo...

Al parecer había mucha gente que sabía lo que venía pasando desde el '76, pero las enormes campañas que se llevaron a cabo para el mundial los volvieron ingenuos, como si lo único que sucedía en el país en ese momento fueran partidos de fútbol. Los organizadores lograron que la gente deseara más que el triunfo de Argentina: según los archivos de "Todos los Mundiales", se unieron todos en un sentimiento nacionalista, como si todo el país en general (y no solamente a nivel futbolístico) fuera a ganar algo. Hasta una integrante de Madres de Plaza de Mayo cuenta que tardó en darse cuenta de lo que en realidad estaba ocurriendo.
La prensa argentina se dedicaba de lleno a la covertura del mundial, teniendo prohibido hablar mal de los jugadores, del técnico, y de más está decir que del gobierno de facto. Eran los periodistas extranjeros los que cubrían los aspectos políticos de Argentina. El resto del mundo sabía más sobre la posición de Argentina que los propios argentinos, que no entendían por qué hablaban tan mal de su país.
Algunos jugadores extranjeros se negaron a participar de un mundial organizado en un país como Argentina, mientras muchas personas comentaban que el país necesitaba algo como ser la sede del mundial para demostrarle al resto del mundo lo buen país que eran "realmente".
Por supuesto, se aprovechó como nunca para cometer secuestros, torturas, asesinatos, y para deshacerse de cadáveres. Las Madres de Plaza de Mayo fueron golpeadas y amenazadas bajo la cubierta de un país eufórico por su buena posición en el mundial. Se llega a comparar a este mundial con las Olimpiadas de Alemania en la época de Hitler o el mundial de Italia en la época de Mussolini: solamente una tapadera que pone felices y siega a los habitantes del país.
Económicamente, Argentina estaba en una situación desastrosa respecto a salud y educación, y así y todo se gastó una cantidad inmensa de plata en la preparación del mundial, además de sobornos (se comenta de sobornos a la selección de Perú y a su país para que la Argentina puediara pasar a la final).
Los propios jugadores se sentían tranquilos al jugar. Desconocían la verdadera situación interna del país, y lamentaron ser otro instrumento de la dictadura.
En fin, tal vez este fue el mundial más fraudulento y falaz de la historia, en donde todo sentimiento de nacionalismo con la victoria se perdió al dar a conocer dichos fraudes, la magnitud de desaparecidos, y tantos crímenes contra la humanidad.

Tamara Payaslian dijo...

"El Mundial del 78 fue una fiesta en medio de la oscuridad"... un pretexto del gobierno militar. Pues le sirvió para amenizar de alguna forma a la gente, quien a pesar de la situación, celebraba en las gradas del Monumental y mientras esto ocurría se seguía deteniendo ilegalmente a argentinos, torturando a seres humanos en centros diversos y asesinando a personas con ráfagas de metralletas o haciéndolas volar desde un avión al Océano Atlántico. Esta era la otra cara de Argentina, la oscura, la del terror y la de la represión.
Según he leído en un artículo periodístico, el mundial no sólo se planeó para que los militares pudieran actuar más libremente sino también para gozar de un abuso de poder absoluto que hizo que a la fecha no se supiese aún el costo definitivo del mundial, dando a conocer luego que se habría gastado una cifra millonaria administrada por el EAM (Ente Autárquico Mundial).

Fanny Bueno dijo...

La realización del Mundial de fútbol del 78' estaba al mando de los militares, fue el objetivo central por parte de estos para mantenerse/perdurar en el poder. En medio de todo el delirio que surgía en ese entonces el gobierno argentino quería mostrar "Una Argentina en paz"
Lo que provocó que las Madres de Plaza de Mayo sufrieran una gran indiferencia por parte del pueblo y también que se las acusara de anti nacionalistas por estar en contra del Mundial que se realizaba en ese entonces.
Es una locura que estas madre y hoy en día abuelas fueran acusadas de eso y gracias a su lucha hoy en día esta comprobado por la CONADEP que la mayor parte de desapariciones comprobadas ocurrieron en el 76’ y 79’ y durante el mundial.
Es esto lo que dejó el Mundial del 78’ el contraste de las dos realidades irreconciliables, la muerte, crueldad y desaparición de personas y el festejo y euforia de otras tantas.